Carlos Paz sin control: restaurantes antihigiénicos y hoteles saturados

Carlos Paz sin control: restaurantes antihigiénicos y hoteles saturados

Por Oscar Fernandez 

En una nueva sección de CodigoCBA, más allá que estamos a favor del turismo de Córdoba, nos encanta que vengan a nuestra provincia, pero la idea nuestra es controlar y hacer quedar bien ante los visitantes del país.

Nuestra primera experiencia es la segunda ciudad turística de Argentina: Villa Carlos Paz.

El fin de semana pasado fuimos a la ciudad y la primera impresión es que ya ha quedado chica y no está preparada para recibir a tanta gente. 

Decidí alojarme en un hotel que se acomodara a mi bolsillo. El elegido fue uno que está ubicado en plena avenida Uruguay y a unas cuadras del centro. Hasta la recepción, todo muy bien. Ingresando a la habitación comienzo a revisar  el servicio abonado (Un toc mío) y descubro algunas cosas que no son de mi agrado, ya que estaba pagando por algo que no existía.

En este listado comienzo a enumerar algunos servicios que no existían y que el hotel me había ofrecido:

  • Aire acondicionado
  • Televisor Smart
  •  Cama de 1 plaza y media
  • Servicio de limpieza

Inmediatamente decido bajar y reclamar. El encargado, un joven de aproximadamente unos 25-30 años; un poco nervioso realiza una llamada, me pide perdón y me comenta que hubo un error en la ubicación, que me pertenecía otra habitación.  Lo entendí ya que son cosas que pueden suceder, pero lo remarco porque si no hubiese exigido lo pagado me quedaba en esa habitación.

Por la noche me encomendé a salir y distraerme ya que mi trabajo era arduo, vi mucha gente algo que no me llamó la atención porque era fin de semana y además estaba en Villa Carlos Paz. Recorrí varios hoteles para ver que disponibilidad existía y en muy pocos había una disponibilidad de habitación, en ese sentido me pareció que estaba todo correcto y me alegré por la gente del lugar ya que vi que todo estaba ocupado.

Posteriormente decidí recorrer la parte de atrás de los restaurants y parrillas, algo que nunca nadie hace. Algo que me llevó a hacer esto fue el número de noticias que había leído en los diarios respecto a la gastronomía de la villa.  Caminé bastante hasta que pude ver por una puerta entreabierta el accionar de los cocineros y ayudantes de cocina.

En esta otra lista enumeraré lo que visibilice:

  • Cocineros sin cofia ni delantal
  • Cocineros sin guantes
  • Vestimenta no acorde al lugar
  • Cajones de verdura ubicado en el piso
  • Cocina sin cerámicos (Exigible cuando se trata de gastronomía)

Era de noche por lo que juré al otro día hacer mi denuncia ante la defensoría del consumidor.

Al otro día me dirigí hacia la dependencia e hice la denuncia correspondiente. El día domingo por la tarde partí rumbo hacia mi ciudad de origen, ya en la terminal de ómnibus me intercepta una niña de unos 7-8 años aproximadamente vendiendo estampitas. Le consulté respecto a su madre y me la señaló con su dedo, estaba sentada con otro niño en brazos pidiendo con un tono agonizante algunas monedas para poder comer.

Esta fue mi experiencia de Villa Carlos Paz, no todo fue malo. La pase muy bien y también hay algunos aspectos a destacar de la ciudad. Primero la amabilidad de las personas, luego vi muchas fuerzas policiales y algo que también destaco es el labor de los inspectores de transito ya que hacen lo que pueden, repito VILLA CARLOS PAZ YA QUEDO CHICA, Y NO ESTA PREPARADA PARA RECIBIR A TANTA GENTE.  

Seguiremos investigando para ayudar a que Córdoba siga creciendo